Mundo

Universidad Católica de Lovaina.
Universidad Católica de Lovaina.

Mundo
Un estudio concluye que los ateos son menos abiertos de mente que las personas religiosas

El Centro de Psicología de la Universidad Católica de Lovaina refuta la opinión predominante de que los creyentes son más intransigentes

Un estudio realizado por  un grupo de investigadores del Departamento de Psicología y el Centro de Psicología Religiosa de la  Universidad Católica de Lovaina (UCL) concluye que las personas religiosas son más abiertas de mente que los ateos y agnósticos.

El equipo del Centro de Piscología de la Religión de la UCL realizó una encuesta entre 788 personas del Reino Unido, Francia y España. El grupo estaba formado por 445 ateos y agnósticos, 255 cristianos y un grupo de 37 budistas, musulmanes y judíos. La muestra está compuesta por un grupo de adultos y jóvenes de uno de los países más secularizados y liberales en términos de legislación y opinión pública de Europa.

La investigación se basaba en cuatro premisas: Aborto, adopción gay, eutanasia y suicidio.

Este equipo investigaba tres aspectos relacionados con la mente abierta y la tolerancia, y concluye que, en algunos aspectos, las reglas más estrictas y las creencias de las personas religiosas conforman su opinión  y muestran menos disposición a cambiarla.

Sin embargo, ateos y agnósticos integran peor que los creyentes las distintas filosofías y puntos de vista, es decir, son más intolerantes a aceptar que otras opiniones o puntos de vista sean las correctas.

“Reconocemos que hay que tener cuidado con las conclusiones, porque esto es sólo un primer estudio”, ha aclarado Filip Uzarevic , uno de los tres psicólogos de la UCL, quien afirma que estos resultados sugieren claramente que las personas religiosas tienen  una mayor apertura para diferentes perspectivas.  

Las conclusiones de este estudio han sido recogidas en un artículo del periodista y experto en información religiosa Philippe Keulemans que publica en la web de la Conferencia Episcopal de Bélgica.

Una mente estrecha no sólo se encuentra en creyentes 

El estudio investigaba tres aspectos relacionados con la rigidez mental (dogmatismo, intolerancia de puntos de vista opuestos y disposición a aceptar otros puntos de vista).  Según Filip Uzarevic, el nivel del segundo y tercer punto es superior en ateos y agnósticos.

Los investigadores concluyen que ateos y agnósticos consideran que son más abiertos de mentes que los religiosos. “ Sin embargo, según esta investigación, están menos dispuestos a reconocer diferentes y opiniones e ideas que los creyentes, ya que estos tienen más capacidad de escuchar e integrar diferentes puntos de vista”, subraya  Uzarevic.  

Otra de las conclusiones a las que llega este estudio es que el patrón fundamental por el que se configuran las opiniones es el rigorismo moral no interpersonal, o dicho de otra manera, la moral colectivista era la característica clave para estar a favor o en contra del aborto, la adopción gay, la eutanasia y el suicidio.

El estudio también demostró que la oposición moral a los cuatro temas se asocia con una baja flexibilidad, medida aquí en términos de poca disposición a valorar la duda, cuestionar y estar abierta a la posibilidad de cambiar las propias actitudes, visiones del mundo y creencias en el dominio existencial.

Así mismo, la investigación pone en evidencia que la religiosidad predice consistentemente la desaprobación moral de las cuatro cuestiones.

El presente estudio presenta algunas limitaciones. Aunque la muestra no estaba compuesta por estudiantes y era bastante heterogénea, era una muestra de conveniencia, no representativa de la población del país

 

 

Etiquetas: ,,,,

Comentarios